Alnatural Posada

Muy cerca de donde nace el Río de la Plata, alnatural posada se recuesta sobre la Laguna Solís y se integra al entorno de un bosque en el mejor de los equilibrios. Diseño en armonía con el paisaje
Sin dudas, la naturaleza fue muy generosa con este lugar que vale la pena conocer y disfrutar. Eso fue lo que pensaron Carolina y Atilio, cuando concibieron su posada, absolutamente en conjunción con el paisaje, tratando de interferir lo menos posible con el medio ambiente, y no sólo en materia visual.

Información adicional

  • Departamento: Colonia
  • Ciudad: Nueva Palmira
  • Distancia al mar: a orillas de Laguna Solís
  • Dirección: Punta Gorda y Laguna Solís
  • Servicios:

    El día comienza literalmente haciendo honor al nombre de la posada, porque al canto de los pájaros, le sigue un desayuno con todo casero. Pero casero, casero, valga la redundancia. Los panes son amasados y horneados minutos antes de llegar a la mesa, retomando las costumbres de las abuelas, con puro sabor y aroma de hogar.
    Los bizcochos, medialunas y tartas, también se preparan en la mañana, y las mermeladas, como era de esperarse, no tienen conservantes, y son absolutamente deliciosas.

    Con líneas arquitectónicas simples, no sin ello sofisticadas, la construcción tiene mucho diseño, que se aprecia en su totalidad o en cada uno de los detalles. Por ejemplo, las plantas fueron traídas de viveros nativos del Río Uruguay, y son especies que crecen a orillas del río.

    Todas las habitaciones están frente a la laguna y tienen una fabulosa vista a sus aguas, con coquetas terrazas para pasar buenos momentos. Adentro son muy cómodas, tienen estupenda decoración, y una ducha fantástica.

    En la posada todo fue pensado para cuidar el medio ambiente, pero desde luego, sin renunciar al confort. Esto requiere más trabajo e inversión, pero el resultado bien lo merece. Enormes paneles solares suministran el agua caliente. La piscina no lleva cloro, sino que una lámpara especial con moderna tecnología es la encargada de filtrar y eliminar los micro organismos, y de esta manera, no se vuelcan químicos a la laguna.

    A tener en cuenta:
    Esta posada es sólo para adultos.

Ficha vista 3238 veces
  • Yvytu Itaty
    Yvytu Itaty Un establecimiento rural familiar donde, desde el año 2007 ofrece a sus visitantes una modalidad de turismo rural real y natural.Ubicado en el departamento de Tacuarembó de la República Oriental de Uruguay goza de características naturales únicas, de  hecho, su propio nombre los describe:YVYTU en el idioma Guaraní significa VIENTO y esto se debe a que según estudios en la zona solo 8 días al año descansan los vientos, esto implica entre otras particularidades, que la temperatura es siempre muy…
    En: Turismo Rural en Tacuarembó
  • Apart Campo
    Apart Campo En la parte mas elevada del camino de Medellin y cruzado por el Arroyo Magdalena -Paraje Jose Ignacio- en una ubicación privilegiada, puede disfrutar del aire y las actividades de campo sin resignar confort y acceso a los mejores lugares de Punta del Este. Ubicada a 5km de la ruta que une La Barra con Jose Ignacio, usted podrá llegar a estos 2 puntos en solo 15 minutos.
    En: Turismo Rural en Maldonado
  • Fortín de San Miguel
    Fortín de San Miguel Todo aquí es paz y un silencio lleno de actividad donde se siente el canto de los pájaros, el crujir de las ramas y el sonido del viento. La Hostería tiene un estilo Colonial y fue construida con piedra extraída del Cerro Picudo en el año 1945. El Fortín esta ubicado en el departamento de Rocha, muy valorado por su ecología y medio ambiente. > TARIFAS <
    En: Turismo Rural en Rocha
  • Pinos de la Quebrada
    Pinos de la Quebrada Lejos del ruido de la ciudad, conviven animales domésticos y salvajes (caballos, vacas, cabras, gallinas, gansos, ñandú -avestruz sudamericana-, garzas, patos, perdices, martinetas, mulitas, jabalí, etc.) y una gran variedad de coloridos pájaros que se sienten atraídos por el refugio de los pinos. Nosotros los humanos estamos de paso. La Estancia es de ellos, de las plantas, de los árboles… Y de aquel que quiera venir a visitarlos.
    En: Turismo Rural en Treinta y Tres